Ventajas del sistema cooperativo

banner_nostrallar

Racional

Supone una elección objetivamente lógica ya que proporciona al socio la vivienda que necesita y, además, al precio que cuesta hacerlo.

La vivienda se adapta al gusto y a las necesidades del socio en primer lugar porque la cooperativa trabaja para que los proyectos impulsados ​​por la misma estén pensados ​​para vivir en ellos en las mejores condiciones.

Paralelamente, se ofrecen servicios complementarios para que cada socio pueda adaptar el proyecto general a sus gustos y necesidades concretas: opciones de acabados y servicio de personalización.

Al socio, la vivienda le cuesta lo que cuesta hacerla. Paga por ella solamente el coste del solar, de la construcción y de la gestión.

Seguro

Se trata de un sistema de acceso a la vivienda segura y que cuenta con un doble marco regulador: por una parte, la Ley de Cooperativas de Viviendas y, por el otro, los propios estatutos de la cooperativa.

La ley de cooperativas contempla toda la casuística de las comunidades de propietarios y las regula para el bien común y de cada uno de sus socios. De esta manera se asegura que, al final del proceso, cada cooperativista conseguirá sus objetivos.

Los estatutos, aprobados y velados por el consejo rector, describen toda la normativa interna de la cooperativa.

En el orden económico, hay que destacar que cada promoción impulsada por la cooperativa constituye una fase diferente económicamente independiente. De esta manera, la viabilidad de una fase, en ningún caso, se verá comprometida o condicionada por la viabilidad de otros.

Participativo y democrático

Al tratarse de una empresa común, los socios conocen todas las decisiones que se toman. Además, cada socio tiene un voto, independientemente de su posición o aportación.

Para facilitar la organización interna, se crean diferentes órganos de participación: consejo de fase, asambleas generales de fase y asambleas generales de la cooperativa.

El consejo de fase está formado por varios representantes elegidos por la propia comunidad que se reúnen de manera periódica con el consejo rector y con la empresa gestora para conocer de primera mano los avances de cada fase.

Transparente

En todo momento se informa al socio del estado de la promoción mediante diferentes vías: reuniones del consejo de fase, asambleas generales de fase, asambleas generales de la cooperativa, visitas de obra y área privada de la web.

Paralelamente, y para garantizar una total transparencia en la gestión, cada fase es auditada anualmente por una empresa externa.

Sostenible

El sistema se basa en la demanda real: sólo se construye cuando hay una necesidad por cubrir. De esta manera se extiende un modelo no especulativo en el que la vivienda cuesta lo que cuesta hacerlo y no se edifica por encima de las necesidades del municipio.